• T: +34 93 266 46 14
  • E: info@mecmesin.es

Ensayo de pelado en envase de retorta

 

Especificación

La industria envasadadora de alimentos siempre tiene en consideración la porosidad,  fisuras y fugas en los materiales flexibles y los sellados de los envases de retorta.  Un famoso envasador de alimentos y bebidas necesitaba ensayar las láminas de los envases de retorta que protegen productos como sus populares platos preparados para microondas.  

El film de retorta se fabrica a partir de múltiples capas de aluminio laminado y soporta un largo proceso térmico para calentar el sellado y esterilizar el contenido. Este método de embalaje proporciona al producto estabilidad, ofreciendo al consumidor protección contra microorganismos perjudiciales.

 

Solución

Ya que las roturas y deformaciones en el film pueden suponer la contaminación o deterioro que pueden causar envenenamiento alimentario, este fabricante necesitaba llevar a cabo ensayos de pelado para determinar lo siguiente:  

  • fuerza a tracción de láminas de aluminio precortado
  • actuación del pelado en envases acabados
  • cumplimiento con las especificaciones internas de actuación de pelado y tracción 

Para obtener una imagen fiable de la actuación  de los sellados de sus productos, este fabricante escogío un sistema de ensayos Mecmesin controlado por ordenador juntamente con una mesa deslizante personalizada.

El sistema Mecmesin permite un pelado a 90 grados. El envase en forma de tarro se sujeta entre cuatro pivotes en una base plana asegurada a la mesa deslizante, y la pestaña de la lámina de aluminio del tarro se agarra por medio de una mordaza de caras planas. La mesa mueve el envase horizontalmente, contra la dirección del pelado, a la misma velocidad que la mordaza tira de la pestaña de aluminio hacia arriba (150mm/min). Estos movimientos sincronizados hacen que la lámina de aluminio se despegue de un modo regular a 90 grados.  El ensayo se detiene cuando la lámina de aluminio está completamente separada del envase.  El sistema avanzado MultiTest 1-i utiliza el software de ensayo de fuerza Emperor™ instalado en un PC, para grabar y visualizar el comportamiento de la muestra durante el ensayo.  La fuerza máxima se identifica y detalla gráficamente en cada ensayo, permitiendo así la identificación de defectos y la localización de fallos de adhesión. 

El resultado es la mejora de la consistencia en aplicaciones adhesivas y en la calidad del sellado de envases,  lo que significa menos propabilidades de pérdidas y perjuicios por parte de los consumidores.

 

Sistema

  • Bastidor de ensayo controlado por ordenador MultiTest 1-i de 1000N de capacidad
  • Mesa deslizante asistida
  • Mordaza de caras planas
  • Software Emperor™

We use cookies on our website to ensure that we give you the best user experience.

By continuing to browse our site, you are agreeing to the use of our COOKIES POLICY. Learn more

I understand
  • "Blogger